Tomates verdes fritos

Es el plato perfecto para elaborar a última hora cuando tenemos invitados inesperados.

Preparación:

  1. Corta los tomates en rodajas. No los cortes muy delgados o podrían romperse. Salpimenta las rodajas y déjalos reposar durante unos 5 minutos.
  2. En un bol, bate los huevos y la leche.
  3. Por en un plato el pan rallado, la harina, la sal y la pimienta.
  4. Sumerge las rodajas de tomate en la mezcla de huevo y leche.
  5. Sumerge las rodajas de tomate en la en la mezcla de harina. Asegúrate de que las rodajas de tomate estén bien cubiertas.
  6. Calienta el aceite de oliva virgen extra de Fin de Siglo en una sartén a fuego lento y fríe las rodajas de tomate hasta que estén doradas. Es importante que mientras se fríen no se toquen entre sí. Una vez se haya cocinado un lado, voltea las rebanadas y cocina por el otro lado.

A DISFRUTARLO